viernes, 15 de abril de 2011

Sinopsis del libro

No es la seguridad, el dinero ni el amor. Es la salud la preocupación número 1 de la población, en todas las clases sociales.
A nadie escapa que los medios de comunicación, desde los más tradicionales a los más modernos, responden a éste interés, y no siempre cuentan con periodistas preparados. Para los profesionales de la salud, la comunicación masiva es también cada vez más valiosa, aunque ninguna universidad los prepara para responder a esta demanda.
Esta doble necesidad, de periodistas que consigan entender la información médica, y de médicos que deban comunicarse con el público a través de los medios, es mayor ahora en la que se vive la revolución tecno-cultural más  importante de la historia de la atención sanitaria. El poder que da el conocimiento está siendo socavado, y se comprueba porque el viejo paciente fue reemplazado por el usuario de la medicina, que busca la información en Internet, la contrasta con la que recibe de su  médico y, la discute abiertamente con sus redes sociales. Con el avance de las tecnologías, los desafíos para el comunicador sólo aumentan. Se estima que para el 2015 habrá más personas accediendo a la red por sus dispositivos móviles que por la PC, y la industria está sedienta de productores de información médica de calidad que sean capaces de crear contenidos masivos pero a la vez personalizados.
Están los médicos preparados para esta situación? Lo están los comunicadores que intermedian en la difusión del conocimiento? La respuesta es claramente no. Por eso el libro tiene dos destinatarios. Por un lado, periodistas y estudiantes de periodismo, que quieran escribir y editar temas de salud y calidad de vida con máximo rigor científico y de una manera clara y atractiva. Al mismo tiempo, se dirige a los  profesionales de la salud que interactúan con la prensa o pretenden hacerlo, o producen contenidos de forma independiente, y buscan pautas para llegar mejor a sus destinatarios.
Las fuentes de las que se nutren estas páginas  son muchas y variadas. Provienen, en primer lugar, de la lectura crítica de lo que se produce en los distintos medios, y de conversaciones mantenidas por la autora  a lo largo de dos décadas de profesión con médicos, periodistas, asesores de prensa,editores, directores de medios, pacientes, ONGs y empresas. Hay también  ideas e investigaciones publicadas por centros de prestigio internacional. El panorama se completa con otras miradas enriquecedoras: columnas escritas por  expertos líderes de opinión (un médico, dos periodistas, un abogado y un ex Ministro de Salud) que enfocan temas sensibles como la cuestión de la privacidad, la salud global, y las pseudociencias.
El libro debe ser visto como un manual, para su lectura o consulta permanente. Los aspectos técnicos serán más valorados por unos, los éticos por otros. El objetivo es que en este matrimonio de conveniencia que se ha iniciado entre periodistas y médicos que quieren llegar al mismo público, el comunicador venza el miedo a los tecnicismos, y el científico comprenda mejor el fenómeno de comunicación.
Para quela calidad de la información que recibe el ciudadano contribuya de forma adecuada al  cuidado de su bien más valioso: la vida.
Todo esto, y mucho más, lo expongo en mi libro "La Salud en los Medios" (enlace de compra).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada